Cacahoatán, el paraíso de motocicletas irregulares

0
19

Cacahoatán, Chiapas. El municipio de Cacahoatán se ha convertido en un paraíso de motocicletas irregulares en la que los conductores no acatan las indicaciones de autoridades de Transito del Estado ni la similar municipal, por el contrario, los operativos y las acciones que realizan en ese sentido se han convertido en un redituable negocio que “salpica” a superiores y que se contrapone a los intereses de la sociedad que pide seguridad.


Y es que las estadísticas en materia de seguridad evidencian que grupos criminales cometen sus ilícitos con el uso de motocicletas que les genera ventajas tácticas para realizar asaltos, homicidios y extorsiones, debido a que facilitan en gran medida la fuga de los criminales y la dificultad para ser rastreados, por lo que casi no hay obstáculos contra los crímenes que se cometen en las motocicletas.

No se puede ni se debe criminalizar a todos los motociclistas, pero si la autoridad debe en este caso dejar de lado la corrupción y contribuir a que haya condiciones en favor de la seguridad pública y la seguridad vial, pues no solo en Cacahoatán sino en muchos lugares los delitos los cometen motociclistas en unidades que no llevan placas de circulación quizás robadas y que en caso de ser perseguidos dejan abandonadas.


Señaló que la falta de responsabilidad de funcionarios que se han incrustado en un cargo durante muchos años han creado redes de corrupción que les impide aplicar la ley y en el que este lugar no es ajeno, pues el actual titular de la dependencia lleva muchos años en el cargo y pocos resultados.


Por su parte, habitantes de la region, indicaron que existe falta de compromiso de las autoridades que tienen la facultad de detener a los conductores cuando incumplen con los requisitos; licencia, casco de seguridad de los pasajeros y documentos de la motocicleta, sin embargo, muchos se arreglan con el uniformado, incluso con una tarifa de 2 mil pesos para no asegurar la unidad.


Reconociendo que las motocicletas son un vehículo necesario para la movilidad de las personas, pero también es herramienta de delincuentes para cometer atracos, bajo la premisa de que cualquier maleante compra en la calle una moto o la adquiere recién robada, le coloca unos engomados y andan por la ciudad sin ningún problema.

/Mesa de Redacción/

Anuncio

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí