Crisis económica ahoga tradición de sentadas de niño Dios

0
25

Tapachula, Chiapas. La temporada para sentar al niño Dios determinada por la iglesia católica inició el pasado 6 de enero y debe concluir el 02 de febrero que es Día de la Candelaria. Sin embargo, esta tradición milenaria se ha visto afectada por la difícil situación económica por la que no solo atraviesa la región, sino el país.

Según declaraciones de locatarios del mercado San Juan, las ventas en esta temporada se registran bajas y que no han sido las mismas que se presentaban antes de la pandemia.

Argumentando que el negocio de vestir niños ya no es bueno, no porque la gente se haya cambiado de religión sino porque la situación económica no es buena, porque las familias enfrentan una crisis que no hay dinero, pero a pesar de esto, continua porque le gusta hacer este tipo de trabajos motivada por su fe.

Detallaron que las personas que siguen con la tradición les gusta vestir a los niños de imágenes de Juan Diego, San Judas Tadeo, Divino Niño, Sagrado Corazón de Jesús, Niño Médico, entre otros.

Indicaron locatarios, que los precios de los trajes de Niño Dios van desde los 80 pesos, en el caso de los más pequeños y sencillos, hasta los 50 pesos, a lo que se le suma el precio del Risco, que oscila entre los 80 y 200 pesos, más el precio de la silla y los cohetes, por lo que el resultado es que tan sólo el paseo por la calle, cuesta unos más de mil pesos.

Por las calles de los mercados San Juan y Sebastián Escobar, se pudo observar que el número de puestos dedicados a este rubro, disminuyó comparativamente del año pasado a este, pues ahora son pocas las personas que hacen el gasto por la tradición, por la complicada situación económica que atraviesa la sociedad en Tapachula.

/Mesa de Redacción/

Anuncio

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí