Derechos Humanos en busca de la protección…de los delincuentes: Padres de Familia.

0
37

Tapachula; Chiapas. Padres y madres de familia de la Escuela Secundaria Constitución Mexicana (Federal No. 1), ubicada al sur de la Ciudad de Tapachula, recaban cientos de firmas para autorizar que se ponga en marcha el programa «Mochila Segura», y con ello se revisen los bolsos de los estudiantes y se descarte que lleven sustancias prohibidas y artículos que puedan ser utilizados para actos de violencia.


En esa autorización masiva, están pidiendo que no intervengan las Comisiones y organismos de Derechos Humanos, «porque protegen a los delincuentes» Dámaris Jannet Sánchez, madre de familia en esa institución educativa, que consideran que Derechos Humanos de alguna manera entorpece las acciones de prevención por medio de la revisión de mochilas en las escuelas.


«Lamentablemente no todos los niños actúan bien, sino que vienen y traen cosas, en los garrafones, en las mochilas. Entonces, si la directora sabe de niños que son tremendos, que lo haga saber, para que no esté afectando a todo el plantel, porque la escuela en sí no tiene la culpa, son los jóvenes o algo está pasando.


Asimismo, que con ese acuerdo que han tomado los padres de familia de recabar firmas para autorizar la revisión de mochilas, no van a tomar en cuenta a Derechos Humanos ante el supuesto que se violenta a los alumnos en la revisión de mochilas, «porque nosotros como tutores estamos dando la autorización». Incluso, dejó en claro que esas Comisiones ya no tienen nada que hacer en esa situación, al menos en la Federal No. 1, «porque nosotros como tutores estamos autorizando todo para el bienestar de los menores».


Según su punto de vista personal, los Derechos Humanos protegen más a los delincuentes y no a los estudiantes, «cuando su labor debería ser la de velar por los afectados de los dos casos registrados en los últimos días» En torno al tema de las dos intoxicaciones masivas de alumnos que han ocurrido en esa secundaria en menos de un mes, dio a conocer que las autoridades, incluidas las educativas, no les han dicho nada «y seguimos esperando a que nos informen y que aclaren las cosas por el bien de todo el alumnado».


«Es algo muy triste ver a las niñas en ese estado, que pierdan el movimiento de la mitad del cuerpo. No puede ser ni por humo, es algo que ingirieron u olieron. Tiene que haber algo y por eso debe de salir la situación clara», Finalizo.

/Mesa de Redacción/

Anuncio

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí