28.5 C
Tuxtla Gutiérrez

En México, freno industrial de 11 estados impacta al Pentágono

Contra una tradición de pacifismo, México es ya un engrane vital para la maquinaria militar más poderosa del planeta, la estadunidense. En unas horas, tras semanas de insistencia por parte de Washington, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador tendrá que tomar una decisión difícil: ¿cómo? y si es que reactiva la producción de una centena de fábricas en 11 estados que elaboran sistemas y subsistemas bélicos para el Pentágono.

Todo, sin poner en riesgo la salud de miles de empleados mexicanos debido a la crisis sanitaria.

Hoy, numerosos sistemas producidos o integrados por manos mexicanas alimentan parte del complejo militar-industrial de Estados Unidos: el avión que vuela en Afganistán tiene partes mexicanas. El dron que patrulla Yemen, también. Lo mismo el sistema con el que se apunta a un misil sobre un enemigo, que cuenta con algún componente desarrollado o integrado en una fábrica al sur del Bravo.

Miles de mexicanos trabajan día a día en la industria aeroespacial – no solo para alimentar líneas aéreas comerciales-, sino sostener los intereses estratégicos de Washington en sitios como el Medio Oriente, los Balcanes o Asia.

“Estoy sorprendido de qué tan dependiente se ha vuelto Estados Unidos de la manufactura mexicana. Ya va más allá de autopartes y lavadoras: esa dependencia ya se extiende al sector de defensa estadounidense”, señaló Adam Isaacson, especialista en seguridad nacional de Estados Unidos de la Oficina de América Latina para Washington (WOLA).

Fuente Milenio

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Las más vistas